Señor

Señor, enséñame a esperar en ti…