Vale

Más vale que no tengas que elegir entre el olvido y la memoria.