Tropezamos

Si quieres nos tropezamos y lo llamamos destino.