Tengo

No tengo miedo del mañana, porque Dios ya esta allí.