Tengo

«Tengo que quererme, para querer.»