Sufre

«Sufre cuanto quieras, pero no hieras tu amor propio: ¡No te regales!