Quiéreme

Quipereme eternamente, aunque la eternidad dure solo un instante.