Olvides

«Nunca olvides que Dios es más grande que tus problemas»