La verdad

La verdad es que no todos los días tenemos ganas de sonreír, hablar y actuar como si la vida fuera perfecta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *