Grábatelo

«Grábatelo: el obsesivo no ama, padece y hace padecer.»