Endulzen

«¿Para qué quieres que te endulzen los oídos, si te amargan la vida?»