Construye

El verdadero amor no llega mágicamente. Se construye.