Confíes

No te confíes de las palabras bonitas, muchos tienen azúcar en la boca y veneno en el corazón.