Añorado

Nada está hecho para ser añorado.